Archivo de la etiqueta: aislamiento de cubierta

Aislamiento térmico en porches y cenadores

Podemos establecer en el proyecto instalación de un porche o cenador de madera, la idea de realizar un cerramiento vertical, posteriormente a la instalación o pasado un tiempo, este cerramiento podría ser de material de obra tradicional, es decir de ladrillo y cemento, o con un cerramiento en aluminio y cristal, el fin que pretendemos es crear un espacio para su uso continuado tanto en invierno como en el verano.

Para conseguir dotar ese nuevo espacio de un confort máximo y obtener una agradable y confortable habitavilidad, inclusive los meses de duro invierno, resulta conveniente instalar en el porche o cenador un aislamiento térmico, amen de las propiedades de aislamiento de la propia madera, en la cubierta.

Este aislamiento se realizara  creando un conjunto compuesto de poliestireno extruido, un producto de alto poder aislante ,el cual lo pondremos del grosor que consideremos oportuno dada la ubicación de la instalación, el grosor más habitual y que ofrece un resultado optimo es de 30 o 40 mm , este material lo atornillaremos en la cubierta del porche o cenador directamente sobre la tarima , haciendo coincidir los tornillos con los pares, este material aparte de su excelente comportamiento resulta un material fácilmente mecanizable y pudiendo ser pisado sin ningún problema, lo que facilita en sumo grado la instalación en la cubierta.

Encima del poliestireno dispondremos planchas de tablero hidrófugo de 19mm, e igualmente lo atornillaremos haciendo coincidir los tornillos a los pares de la estructura, este material al ser pisado hay que ser precavido ya unido a la vertiente puede que resultar un poco resbaladizo.

Como final de la creación de la cubierta aislada, clavaremos  sobre el tablero hidrófugo y para reforzar la impermeabilización de la estructura una lamina de polipropileno.

Finalmente realizaremos el cerramiento de la cubierta con el material que más nos guste, tegola americana, teja cerámica, teja tecnológica, pizarra etc.

Ya finalizado ese nuevo espacio que recrea nuestro   porche o cenador de madera y gracias al aislamiento térmico y acústico que hemos instalado en su cubierta, dispondremos de lugar acogedor durante todo el año de alta calidad y funcionalidad  .

Recordar que si solo aislamos la cubierta y la instalación no va ser cerrada por los laterales, tan solo percibiremos una mínima parte el aislamiento, no siendo rentable si el porche o cenador no se va a cerrar acometer esta inversión.