Archivos de la categoría Uncategorized

Como decorar un pergola con plantas

La pérgola es un elemento relevante del jardín que llama  la atención de nuestras visitas. Podemos añadir un toque personal a su decoración, para aumentar la sensación de frescor , plantando diferentes tipos de plantas a su alrededor.

Podemos combinar plantas trepadoras embolbentes como son la glicinia  de hojas caducas,  de rápido crecimiento y vida larga, sus flores son azules, rosas o blancas y muy olorosas. Crecen durante la  primavera, en las ramas maduras, antes de que salgan las hojas, en forma de  ramilletes colgantes de unos 25 cm ; la enredadera o hiedra común, es una planta de hoja perenne habitualmente de color verde  o verde jaspeado de amarillo, es una planta muy agradecida y de crecimiento rápido; el falso jazmín,

es una de las trepadoras ideales en climas templados, resulta fácil su cultivo   e incluso su reproducción, aspecto este muy interesante, posee unas bonitas hojas y flores y un olor muy agradable , otro dato importante es que es una planta muy tolerante con la poda, algo básico para nuestro objetivo… esta interesante planta no requiere de ningún mantenimiento especial; la pasionaria es un arbusto que llega a medir a unos 6 metros su floración se produce durante la época estival y el color de sus flores suele ser morado o púrpura y de gran originalidad. desprende un agradable aroma y producen un fruto ovalado que en algunas especies resulta  comestible, tiene un rápido crecimiento y necesita un soporte para poder enredarse y nuestra ayuda en los inicios. Todas estas y muchas otras proporcionaran una decoración espectacular de nuestra pergola, aportaran verdor y belleza y muchas de ellas un agradable aroma.

Es aconsejable a la hora de componer el diseño vegetal de la pergola incluir siempre plantas que mantengan siempre la hoja con otras que aporten flor y aroma en diferentes temporadas.

Una pergola siempre tiene que tener una buena fijación al suelo y un alto grado de resistencia estructural, a un así resultara conveniente , si no lo sabemos, reforzarla ya que si nuestra intención es crear un manto vegetal a su alrededor este llegara a ser pesado.

Pendiente adecuada en porches y cenadores


Uno de los aspectos mas importantes que tenemos que tener en cuenta en el momento que decidimos la instalación de un porche o cenador, es la inclinación que apliquemos en la cubierta, ya que esto sera fundamental para conseguir la plena funcionalidad de nuestro porche o cenador de madera.

Cuando menciono la palabra inclinación me refiero a la pendiente que se establece desde el punto mas alto de la cubierta de la instalación y el mas bajo de la misma.

Es primordial que apliquemos la pendiente adecuada a la cubierta, en dependencia del material que utilicemos para su cerramiento, esto es necesario para la correcta evacuación del agua procedente de la lluvia, evitando la formación de goteras y humedades.

Igualmente yo siempre instalo un aislante que proteja la madera del agua y de las humedades, con esto me garantizo la plena seguridad de no tener ningún tipo de problema y poder jugar mas con el plano de inclinación para conseguir menos pendiente y que queden mas bonitas las instalaciones y menos perdida de luz en el caso de los porches para las estancias traseras.

Si instalamos en la cubierta de nuestro porche o cenador una teja cerámica mixta la pendiente indicada , por supuesto con la instalación previa de un aislante, seria de 20 cm por metro, es decir un porche o cenador que tenga tres metros de ancho en su interior, la diferencia entre el punto mas alto de la cubierta y el mas bajo seria de 50 cm, en el caso de teja de hormigón estaríamos hablando de 25 cm por metro.

Si instalamos tegola americana encima del aislante, el porcentaje de inclinación lo estableceríamos en 10 cm por metro.

Aplicando estos valores, he instalando un buen aislante de polipropileno que permita la transpiración de la madera, no tendríamos que tener el mas mínimo problema ni con goteras ni humedades

Apuntes de transformación de la madera

La madera es un elemento procedente de una materia prima natural de origen vegetal, que se extrae fundamentalmente de los árboles y mayoritariamente de los troncos de estos.

Al ejecutar una incisión transversal al tronco de un árbol, quedaría a la vista sus diferentes segmentos circulares  y  apreciaríamos de manera clara las siguientes secciones, si estas las valorásemos del exterior al interior del tronco del árbol talado.

La primera  capa  que nos encontramos es la corteza, que cubre todo el árbol y es su manto protector contra los diferentes factores climaticos y los agentes biológicos del entorno del bosque.

La capa posterior  es el líber  y realiza el transporte y suministro, de la savia, por tronco y ramaje del árbol.

Según nos adentramos en el centro del tronco nos encontramos con el cambium tejido vivo que arropa la parte leñosa, cuya reproducción establece el desarrollo  del tronco, ramaje y raíces. El crecimiento del  cambium se produce hacia el exterior, por lo que va creando nuevos anillos de crecimiento año a año.

Durante la estación primaveral se crean canales más amplios, que le dan un tono más suave al leño respecto al verano y otoño. Estas capas de albura , determinadas por su color más claro, se alternan con las del duramen, provocando el origen a estos anillos, evidentes en algún corte del tronco.

La siguiente capa es la albura, resulta madera en su etapa de desarrollo y formación, con el paso del tiempo se irá endureciendo.

Y en último lugar  el duramen, es ya la madera con el total de sus propiedades conseguidas, dureza y resistencia máxima ante cualquier ataque.

La madera desde que es obtenida del árbol hasta que queda manufacturada para ser manipulada en un sinfín de componentes, pasa por los siguientes procesos.

Naturalmente el  primer proceso es la tala del árbol, para esto son seleccionados  los arboles de mayor envergadura, siendo su lugar repoblado por nuevos plantones, en una gestión de sostenibilidad primordial para el medio ambiente.

Posteriormente es  la eliminación de las cortezas y ramajes, ya que lo que empleado es la madera del tronco, si bien tanto las ramas como las cortezas serán usadas para diferentes aplicaciones, siendo el aprovechamiento del árbol total, una de las aplicaciones de las ramas es la elaboración de pellet, producto utilizado en calderas sin ningún  impacto perjudicial en el medio ambiente.

Una vez descartados cortezas y ramas vamos al aserrado, este proceso proporciona la realización de  un despiece del tronco cortando tablones y listones de diferentes medidas y secciones con la objetivo de rentabilizar al máximo, el tronco.

Y el último proceso  es la del secado de las diferentes piezas obtenidas, hoy en día dado el alto nivel tecnológico y de expansión de la industria maderera, este secado se acomete mecánicamente, en secaderos que obtienen el grado de humedad idóneo para su manipulación.

cuidados de porches y pergolas de madera

Muchas veces y a pesar de lo bonitos y lo mucho que gustan las instalaciones de madera en exteriores, (pérgolas, porches, cenadores, etc.) la gente se retrae por creer que se trata de un material delicado y en cierto modo difícil de mantener.

Evidentemente y dado que estamos hablando de una instalación ubicada en el exterior y por lo tanto expuesta a las inclemencias y variaciones climáticas, sol, lluvia, viento, seria de necios pensar que el porche o pérgola de madera no necesita de mantenimiento, pero no mucho más que el resto de elementos del jardín o que de una estructura similar en cualquier otro material.

Con la madera jugamos con una gran ventaja, el material en si ya es bonito y el paso del tiempo, con un mínimo cuidado la hace si cabe aun más.

La madera al tratarse de un producto natural requiere de tratamientos preventivos, que serán aplicados antes de su instalación definitiva, con esto conseguiremos que esta goce de buena salud y en consecuencia tenga un aspecto atractivo y saludable.

Estos tratamientos que habrá que aplicar, son preventivos ante ataques biológicos que pueda sufrir la madera, como hongos o insectos, estos productos son los fungicidas y los insecticidas unidos a compuestos como son los lasures  de exterior de alta calidad, que les añadirán color y protección contra la incidencia del sol sobre la degradación del  color con el que hemos tintado la instalación.

Procediendo correctamente con la aplicación de estos productos como mínimo con dos manos, nuestra instalación quedara protegida como mínimo, por unos seis años las partes donde no da el sol y unas cuatro las expuestas al mismo, la reaplicación de estos productos es muy sencilla, ya que no requieren lijado, es inodora y no contamina, con lo que en un rato y cada muchos años, de una manera sencilla mantendremos cuidada y saludable nuestro porche o pérgola de madera.

Muebles de exterior

Son muchas las ocasiones en que me encuentro, cuando voy a realizar una instalación que en casa  de mis clientes,  que estos  tienen unos muebles en el jardín  pero se encuentran bastante deteriorados. Aquí voy a explicar unos sencillos entretenimientos que harán que nuestros muebles de jardín se  conserven y luzcan bonitos. Como primera norma, nunca utilizar barniz ya que este  sella la madera, no la deja respirar y al barniz le salen ampollas del sol y las inclemencias del tiempo,por lo tanto si ya les hemos aplicado barniz,lo mejor sera para empezar decapar el mueble y no dejar ni rastro, acto seguido le pasamos una mano de lija finita para suavizar y abrir un poquito el poro, cogemos un fungicida, bien puede valer la lejía domestica, y lo fregamos bien para eliminar todos los ataques orgánicos que ha sufrido, los distinguimos por ser zonas que veremos oscurecidas en color verde negruzco. Ya de haber aplicado estos pasos tendremos la madera del  mueble de  saneada, el siguiente paso es ponerlo bonito.Ya secado después del fregado que le hemos hecho, le aplicaremos dos manos de un lasur, que no solo lo pondrá bonito sino añadirá agentes protectores para la madera como son fungicidas, hidrofugantes, insecticida y protectores de las radiaciones solares. Por ultimo una mano de aceite de teka que refuerce la nutrición de la madera y tendremos el mueble en algunos casos mas bonito que cuando lo compramos, ahora instalamos un porche y a disfrutar.

 

 

Lasur, indispensable para madera en exteriores

La mayor duda que presentan mis clientes a la hora de decidirse por instalar un porche o pérgola de madera en su jardín, es la de su mantenimiento y buena conservación.

Desde su aparición, los lasures, han supuesto de un tiempo a esta parte, la novedad más significativa, en los procedimientos de aplicación para el cuidado y conservación de la madera en ambientes de exterior.

Aportan unas cualidades  preservadoras y decorativas sumamente relevantes, que les hacen ser actualmente, un producto, prácticamente  de utilización indispensable, en aplicaciones para madera situada en exteriores.

Constituyen  la última generación en revestimientos decorativos, preventivos y conservadores para madera, no son barnices ni pinturas, pero unifican todas sus prestaciones y ninguno de los inconvenientes de estos.

Los lasures se presentan en dos formas de disolución, en agua o con disolventes.

Personalmente solo los utilizo en disolución acuosa, ya que son productos de la máxima calidad, con los grandes beneficios  de ausencia de toxicidad, una  mayor duración y resistencia, lavado de los aparejos empleados  con agua, no siendo inflamables, de secado rápido y sin desprender olores.

Hacer constar de una propiedad  indispensable hoy en día por la que todos tendríamos que apostar, el cuidado de la naturaleza, los lasures de disolución acuosa,  no representa ningún peligro hacia al ser humano ni para al medio ambiente.

Los lasures, tienen que desempeñar, primordialmente, estas funciones fundamentales:

* Resaltar  la belleza natural de la madera.

*Mantenimiento sencillo y económico ya que al ser productos de alta calidad diseñados específicamente, mantienen durante años sus cualidades originales, cuando se considere necesario una nueva aplicación no es necesario ni lijar ni decapar, basta con aplicar el producto directamente.

* Resguardar  para que  las vigas de madera se conserven  nutridas y con aspecto saludable.

Los lasures se especifican  por las siguientes particularidades:

* Aplicación y  terminación a poro abierto sin películas que se quiebren y se escamen.

*Propiedad que permite la correcta transpiración de la madera.

*Filtros solares que proporcionan protección contra radiaciones U.V .

* Resguardo contra elementos orgánicos,  ya que contienen  fungicidas e insecticidas.

* Disponen de hidrófugos que oponen resistencia el agua.

*Gran capacidad de impregnación  y rápida absorción del producto aplicado en la madera.

*Colores sólidos de gran naturalidad y respeto a las vetas propias de la madera.

En definitiva y gracias a los lasures de alta calidad, aplicados correctamente sobre las vigas y demás elementos de madera que forman los porches y las pérgolas, podemos estar tranquilos durante mucho tiempo  de que nuestra instalación está bien protegida y disfrutar al máximo de las ventajas que nos aportan.

La madera que utilizo para mis instalaciones (2)

La madera de abeto laminada es un producto con alta calidad técnica y estética, de gran rendimiento y con propiedades ideales como elemento constructivo estructural, integrándose perfectamente en la realización de ambientes, tanto exteriores, previa aplicación de tratamientos que la protejan y embellezcan, como son porches y pérgolas  o en interiores como esqueleto estructural de viviendas.

La madera de abeto laminada parte de madera aserrada y se fabrica a partir de tablones de abeto, secados técnicamente, en secadores mecánicos, donde permanecen  hasta conseguir el nivel de humedad del doce por ciento, lo que se considera el punto de equilibrio optimo una vez dispuestas en la estructura, evitando los retorcimientos y mermas que afectarían a la misma si tuvieran un mayor grado de humedad, a estos tablones  se les elimina las taras que disminuyen su resistencia, nudos antiestéticos y las grandes bolsas de resina.

Antes de ser encolados y prensados, los diferentes tablones se clasifican mecánicamente según su resistencia mecánica  y apariencia visual, la cola a emplear debe de cumplir los requisitos fijados en la normativa EN 301 para elementos de madera con destino estructural.

La fusión entre tablones se realiza mediante  unión dentada, el nombre técnico  que se aplica a este sistema es FINGER.

Gracias a estas técnicas de elaboración, se consiguen vigas rectas, de longitudes imposibles de obtener en madera de abeto maciza.

Se pueden distinguir entre dos formatos de madera laminada; la homogénea, donde todos los tablones de la viga tienen que pertenecer a la misma clase de resistencia mecánica y la combinada donde los tablones externos e internos pueden pertenecer a diferentes clases de resistencia mecánica.

Las vigas laminadas se presentan con un acabado de  cepillado en todos sus lados y con un ligero chaflán en los cantos. Listas para su mecanización y para las aplicaciones conservadoras y decorativas que conlleven su utilización.

La madera que utilizo para mis instalaciones (1)

La madera en el jardín.viga

La madera como materia prima primigenia  presente en la  naturaleza, y que su uso se remonta al  neolítico, resulta un elemento ideal a la hora de diseñar armazones estructurales para nuestros jardines, donde se integra y aporta, calidez, belleza y diseño en porches, pérgolas y cenadores.

La madera se ha convertido en un genérico en el cual se hayan incluidos infinidad de especies diferentes cada una con su características y particularidades, otorgándoselas  por concepto y de forma equivocada, a todas, las mismas propiedades y creencias de uso.

E n este artículo me voy  a centrar en las coníferas, pino, ciprés, abeto, alarce, cedro etc.

Las principales explotaciones de coníferas de gestión sostenible se localizan en el norte y centro Europa, de donde se abastece, en su mayoría, el mercado español.

Dentro de esta familia hare hincapié en el abeto, dado que tanto por sus cualidades y características de resistencias mecánicas, como por su precio asequible en comparación a otras especies, de crecimiento más lento, las hacen ideales como elemento constructivo.

El abeto, una de las especies más  resistentes, es con frecuencia la variedad seleccionada como  propuesta para soluciones estructurales. La albura, parte blanda de la madera, es de color blanco amarillento. El duramen, células muertas que proporcionan dureza y resistencia al árbol  es de color rojo. De fibra recta y dureza media, es apropiada para técnicas de armados y vigas laminadas.

En el momento que arquitectos e ingenieros realizan sus proyectos  y determinan que  madera de uso estructural aplicar, su primera elección es el abeto. Generalmente se reconoce su óptima proporción, resistencia-peso. Igualmente  ofrece una excelente capacidad de soporte y sujeción al clavado y atornillado.

Debido a las cualidades físicas, que aporta, para su mecanización, a la estabilidad moderada de su duramen y a su buena firmeza dimensional, resulta la madera perfecta  de aplicación general para el esqueleto de las edificaciones  residenciales y comerciales de tamaño moderado.

La madera de abeto padece de fisuras y mermas  muy pequeñas, gracias a esto se adapta a la perfección en climas secos, fríos y de escasa humedad.